La Siamesa. Molt més que dansa.

Ángela Verdugo (Port de Sagunt, 1979) és ballarina i coreògrafa. Ha fundat tres companyies (Taiat Dansa, Lasdecain, La Siamesa). Com a directora i coreògrafa ha presentat sis espectacles de creació pròpia: ¡Que le corten la cabeza! (2006), Lithium (2008), Anestesia Psíquica (2009) i Diógenes (2013). També ha participat en la interpretació, creació, direcció i producció de Malajes i Azul Sostenido, junt La Sonrisa de Caín; i Bacant.es, co-dirigida amb Nebel Teatre per a Sagunt a Escena 2008.

siamesa-4

Lithium

Compagina la seua labor escènica amb la pedagògica impartint classes de dansa clàssica, contemporània i consciència corporal. Ha col·laborat amb artistes de diferents àmbits com la vídeo creació, la pintura o la música.

Des de 2006, amb La Siamesa, crea atorgant la mateixa importància a la tècnica i a la filosofia, al moviment i a la paraula. Paraula sense censura que se’n va darrere del públic després de la funció. Les seues creacions són amalgames de psique i dansa, indivisibles i aliades. Substàncies finites com ànima i cos, la res cogitans i la res extensa de Descartes. Nietzsche i Beckett en tutú.

siamesa-diógenes

Diógenes

En ¡Que le corten la cabeza! portava a escena l’amistat entre Alícia Liddell (Ángela Verdugo) i Lewis Carroll (Àngel Fígols); una relació intergeneracional que s’enfortia front l’absurd comportament adult. Lithium, peça que co-interpreta amb Joan Mei i Carla Chillida, trasllada la narrativa freudiana al moviment per a parlar-nos de la burocràcia que envolta i embruta l’art. En Anestesia Psíquica, junt a les ballarines Lorenza di Calogero, Inés Muñoz i Paula Miralles, Ángela Verdugo tracta el tema de l’empatia, de la indiferència cap al dolor aliè que patim com a societat. «Una història de destrucció contada per cossos. Paraules que parlen del no-res, del no-res quotidià, per a signar l’acta de defunció d’un món que s’aniquila front els nostres ulls». I a través d’eixe mateix cordó umbilical naix al 2013 Diógenes, «un collage sobre la deshumanització en la qual estem submergits. Davant l’estat de xoc d’una societat saturada d’informació i liderada pel mercat econòmic, plantegem una eixida cínica del bucle històric i iniciem un camí cap a la destrucció completa de tots els valors vigents i la substitució per uns altres radicalment nous.» En aquest muntatge – creat i co-interpretat originalment amb Olga Peris – viu una divertida i tendra odissea junt l’actriu Carla Chillida (A Tiro Hecho) i Truna s’uneix a Joan Mei en la creació musical.

siamesa-3

– Ángela, és difícil desmarcar-se del clixé de la dansa?

– Sí. Es complicado cuando te sales un poco de los parámetros normalizados. Todavía se entiende, por el gran público, que la danza debe ser estéticamente bella y que la historia que cuente, si pretende hacerlo que no tiene porqué, debe ser sencilla y digerible. Siempre me molesta cuando oigo gente que sale del teatro y dice no haber entendido nada. ¿Acaso cuando van a un concierto de música instrumental pretenden entender, o a una exposición de pintura que no sea realista? Porqué exigen eso a la danza es un gran misterio para mí. Mucha gente, hoy en día, no quiere dedicarle tiempo a la cultura porque no la entiende como tal sino como entretenimiento. Ahí es donde creo está el problema; en el fastfood y en el concepto de ocio en lugar de cultura.

siamesa-diógenes-2– La dansa és una disciplina maltractada fora de les altes esferes?

– A, ante, bajo, cabe, con, contra, de, desde, en, entre, hacia, hasta, para, por, según, sin, so, sobre, tras. En las altas esferas también. Todo lo que no sea clásica o tenga un aparato empresarial realmente potente es maltratado. Parece tragicómico que el medio que más atención le está dedicando en estos momentos a la danza sea la publicidad y de aquella manera. No tengo claro si nos están haciendo un favor o mucho daño. Creo más bien, que lo segundo.

– Què intenta fer La Siamesa per remeiar aquesta desigualtat?

– Como Siamesa voy haciendo lo que creo debo hacer, desde lo creativo y lo conceptual. En cuanto a mí como persona, participo activamente de las acciones de diversas asociaciones y plataformas como Apdcv (Asociación de Profesionales de la Danza de la Comunidad Valenciana) y Comitè Escèniques, en su intento por mejorar la situación de las personas que estamos trabajando desde, con y a través de la cultura. Creo que si no nos comprometemos con el cambio del paradigma cultural nadie lo va a hacer por nosotros.

– I com abordes aquest problema per a transmetre-li al públic un missatge clar de justícia i empatia?

– Pues el motor creativo de todas mis piezas es mi incapacidad para entender ciertas actitudes o maneras de hacer o pensar. Por ello en lo que hago intento, más que dar un diagnóstico, lanzar preguntas. Si consigo que la gente reflexione sobre un tema, para mí ya es un triunfo. Intento contagiar al público la duda sobre lo que asumimos como verdad. Creo que el recuestionamiento de todo es muy necesario y pocas veces se ejercita. Pero esa es mi opinión, por lo que percibo en la calle y al hablar con la gente. Cada uno encuentra su verdad e intenta convencer al otro. Yo hace tiempo que decidí no intentar convencer, sino más bien mostrar mi postura y cuestionármela delante de ellos como invitación a que cuestionen las suyas. Hemos interiorizado la duda como debilidad y no estoy de acuerdo.

siamesa-2– Apliques aquesta mateixa filosofia quan imparteixes classes de dansa?

– Sí, en cierta manera. Intento que el alumno sea consciente de la falsedad de su propia percepción para con el cuerpo. Intento recuperar su capacidad de escucha y reinstaurar el canal mediante el cual el cuerpo nos envía mensajes cuando algo no va bien. Algo a lo que presta poca atención el mundo de la danza, y en mi opinión es muy importante, es la conexión cuerpo-mente. El cuerpo y la mente forman parte de un mismo todo y hay que entrenarlo en conjunto. Un cuerpo atlético con una mente dormida servirá para poco. Pero una mente despierta que sepa dirigir desde el respeto al cuerpo puede hacer grandes cosas. Ese es mi objetivo primordial en las clases. A todos nos iría mejor con nosotros mismos si escucháramos cuando nuestra cabeza se queja sobre cosas que asumimos o hacemos a través de nuestro cuerpo.

– Quin paper juga la improvisació en els teus muntatges?

– Esencial. Aunque siempre me paso más de un año recogiendo material que me sirva para nutrir la pieza y diseñando un esquema base para empezar a trabajar, todo es móvil porque depende de que a la hora de ponerlo a prueba funcione. Trabajamos siempre improvisando sobre los conceptos de las escenas. A veces intento introducir una imagen o una acción que creo cuadra para dar la información que queremos dar, pero si no funciona se busca por otro lado. Casi siempre acaba siendo una cosa totalmente distinta a lo pensado originalmente. Esto al principio me descuadraba, pero con el tiempo lo he asumido como parte de mi forma de hacer y me parece muy nutritivo y estimulante.

– A estes alçades de la teua carrera, com conceps la dansa sense el teatre, la música i l’art d’acció?

– Como espectadora me cuesta. Me he acostumbrado a buscar algo más que movimiento y cuando se limita sólo a éste me voy con sensación de vacío. Y como creativa me pasa un poco lo mismo. Me parece que el concepto de la danza debe ser ampliado. Esto no significa que esté en contra de las formas clásicas, sino más bien que creo debe haber espacio para este tipo de expresión y muchas otras. Yo concibo los espectáculos como un cúmulo de estímulos y mensajes, y al igual que si el tono de tu oratoria es plano el que escucha desconecta, creo que con la escena sucede lo mismo. Si te instalas mucho tiempo en algo se cae el ritmo y muere.

siamesa– Quin llibre adaptaries a una coreografia?

Si Dios no existe… Sobre Dios, el diablo, el pecado y otras preocupaciones de la llamada filosofía de la religión. De Leszek Kolakowski. Me gusta mucho una frase que aparece en “Los hermanos Karamazov” que decía algo así como que “Si Dios no existe, todo es posible”.

– Aleshores, tot és possible?

– Sí y no al mismo tiempo (aquí ya me pongo cuántica). Dentro de mi postura de duda perpetua, no puedo contestar a la respuesta de si hay o no Dios, por lo tanto no sé si todo es posible, pero el mero hecho de plantearme la posibilidad ya es lo suficientemente atractivo por sí mismo y da como para intentar imaginar mi paraíso en la tierra. Cómo serían las cosas, cómo serían las personas sin tanta manipulación. ¿Llegará alguna vez el ser humano a la edad adulta o seguirá eternamente sacando pecho?

– En quin punt es troba ara la companyia? Nous projectes a la vista?

– La compañía ahora está como yo, en barbecho. Aunque hay varios proyectos en proceso que antes o después saldrán del cascarón, actualmente estoy cuidando de mi hija que es muy chiquita, en un estado medio de síndrome de Estocolmo. Por un lado soy consciente de que es un tiempo único en la vida y debo disfrutarlo y estar ahí para ella. Y por otro al estar acostumbrada siempre a hacer muchas cosas me cuesta muchisisísimo (pero mucho) estarme quieta. De hecho en los ratos en los que la pequeña da tregua aprovecho para seguir perfilando el nuevo proyecto que espero que arranque a mediados – finales del año que viene.

La Siamesa. Molt més que dansa
Entrevista a Ángela Verdugo
Text: Vanesa Martínez Montesinos | © Afán de Plan 2015